martes 31 de enero de 2023
TAPA | 11-09-2020 11:17

Juana Viale tiene la mesa servida: La heredera

El peor año de Mirtha a nivel personal por la muerte de sus hermanos, y profesional por la pandemia, es el mejor de su nieta: hace seis meses que la reemplaza en sus dos programas, está cada vez más suelta y, además, el rating la acompaña.

Marcela Tarrio
Marcela Tarrio

Editora Jefa. Miembro de APTRA.

Un día, al pasar, y hablando de un hipotético caso en el que Mirtha Legrand de 93 años no pudiera seguir al frente de sus tradicionales almuerzos y cenas de El Trece más allá de la pandemia, Juana Viale de 38 años, su nieta y quien viene reemplazándola hace seis meses por el covid-19, dijo en una entrevista que le encantaría quedarse en ese rol de conductora, siempre y cuando su abuelita se lo permitiera.

Y casi ardió Troya. La mamá de Juana, Marcela Tinayre, salió a decir que los medios dejaran en paz a su hija analizando quién debería heredar el programa, Juanita o Marcela. Y la propia Mirtha, desde su casa, donde está aislada desde marzo, aclaró que “esas son todas pavadas”, que ella va a volver; que ya habló con Adrián Suar y que se tiró octubre como mes probable para su regreso, pero todo dependerá de cómo marchen las restricciones por la pandemia.

Inmediatamente, Juana dijo al aire como para despejar dudas y tras un halago a su modo de llevar el ciclo de uno de sus invitados: “Gracias, pero estoy esperando que llegue un momento que venga mi abuela y ocupe su lugar y que a mí me dejen hacer lo mío. Yo quiero volver a actuar”.

Juana Viale tiene la mesa servida

Ninguna de las partes quiere hablar de la herencia de la gran diva de la televisión: el programa con 52 años de historia. Pero lo cierto es que Juana está cada vez mejor sentada en su silla de conductora y en los números, néctar y elixir de la tevé, mal no le va...

El último sábado, Podemos Hablar (Telefe, a las 22), en su regreso tras el aislamiento por coronavirus de Andy Kusnetsoff, su conductor, fue lo más visto del día con 9.8 puntos de rating mientras que La Noche de Mirtha (a las 21:30 en El Trece) se quedó con el tercer puesto del domingo, con 7.5 puntos (el segundo puesto dominical fue para la tira Elif de Telefe).

En cuanto al último domingo, Almorzando con Mirtha Legrand, que va a las 13:30, superó a La Peña de Morfi de Telefe, que va de 11 a 16, terminando 7,1 contra 5.5.

Con un panorama de pandemia extralarge ya que el “pico” nunca comienza a declinar, y con Mirtha Legrand como persona de riesgo, todo indica que hay Juana para rato... Si a eso le sumamos que “la nueva” Juanita está cada vez más suelta, más cómoda y, encima, genera en cada programa rebotes mediáticos con sus comentarios o actitudes, la cuenta es sencilla: ¿Qué apuro habría por sacarla de la mesa que tan bien servida y atendida está?...

Si alguien nos hubiera dicho a nosotros, los periodistas, hace 15 o 20 años que esa adolescente llamada Juanita que tanto trabajo nos daba, la que hacía “fuck you” con el dedito en alto cuando veía un paparazzi o la que salía corriendo y sin contestarles a los noteros hoy estaría sentada a la mesa más famosa de la televisión argentina como conductora, seguramente hubiéramos pensado que era un delirio.

Pero pasó. La adolescente rebelde creció, eligió el camino de la actuación, sufrió dolores inenarrables, como la pérdida de un bebé al nacer, es madre de tres hijos (y quienes la conocen aseguran que es una madraza) y, sin perder su naturaleza rebelde, aprendió a jugar el juego de los medios.

Y lo mejor: le dio a la mesa de su abuela un toque de frescura que venía necesitando. Mirtha es irremplazable, pero Juana le encontró la vuelta y genera no solo momentos divertidos, sino también polémicos cuando se mete en terrenos en los que nunca la habíamos visto caminar, como los de la política.

Por el covid, conocimos a otra Juana, que habla, opina y, si se equivoca, se retracta y pide disculpas, como cuando criticó a la UBA. Y, seamos sinceros: ¡la cámara la ama! No puede ser más bella. Pero hay algo más: Al menos para los críticos, que la hemos “matado” con su actuación (para ejemplo bastan Malparida o peor aún, la serie Edha), en la comparación, conductora mata actriz.

Galería de imágenes

Marcela Tarrio

Marcela Tarrio

Editora Jefa. Miembro de APTRA.

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario