sábado 17 de abril de 2021
TAPA | 26-03-2021 14:30

Daniela Viaggiamari "La Chepi": La nueva sensación de la cocina

La instagramer se reinventó y encontró en las redes sociales la vía para darse a conocer de manera popular. Hoy cuenta con más de 2.7 millones de seguidores y es una de las favoritas en Masterchef Celebrity 2. La historia de una madre que pese a los obstáculos del pasado, hoy triunfa y es todo un éxito.

Marcela Tarrio
Marcela Tarrio

Editora Jefa. Miembro de APTRA.

Corría el 2016 y el panorama de Daniela Viaggiamari de 41 años no era el más alentador: separada de su marido, se había quedado sin trabajo y a cargo de su pequeña hija Isabella, que en aquel entonces tenía dos años. Nunca imaginó que la salvación llegaría de la mano de las redes sociales, donde comenzó a mostrar su faceta de humorista junto a la pequeña y le significaría la llegada a un público masivo que hoy la pondera y posiciona como una de las caras favoritas de Masterchef Celebrity 2.

“Después de trabajar ocho años en una radio -hacía Los 40 Principales- nos quedamos en la calle todos porque la vendieron. Y yo no tenía para morfar, en serio. No tenía para una leche para la nena. Yo estaba muy perdida, empecé a vender todo lo que había en mi casa: sillones, computadora, ropa, y sólo me quedé con lo de la nena”, relató ella misma en alguna ocasión para describir la cruda realidad en la que se encontraba.

En Masterchef se va ganando su lugar.
En Masterchef se va ganando su lugar.

Con más de 2.7 millones de seguidores en Instagram, un Martín Fierro Digital para ella en 2017 y otro para Isabella como revelación en las redes (2018), Daniela está viviendo un 2021 que hace algunos años era utópico. Es que fueron los videos con su niña los que la salvaron de la falta de trabajo y la convirtieron en una instagramer exitosa.

En medio de esa situación en la que estaba desesperada fue cuando empecé a hacer los videos. Pero primero eran todos desde el enojo. Porque estaba angustiada, pero sobre todo enojada. No sólo con la radio y el contexto, sino con mi conformismo de que me había acomodado en la radio y había dejado de cantar en eventos y en los bares, que eran los curritos que hoy en día me salvan. Y bueno, me odié un poco. Y creo que mi primer video en Instagram decía eso: algo así como ‘ojo con dar todo por un laburo y una empresa porque de repente, cuando te tienen que echar, te echan y te jodés’…”, detalló sobre los inicios de su meteórica carrera, que la llevaron hoy a ser parte del prime time de Telefe y miembro prioritario de uno de los éxitos de la tv local.

De forma inesperada, el reconocimiento le llegó de una manera que jamás había soñado: “Me di cuenta que algo pasaba porque con la interacción de las redes me empezaron a llegar mensajes y mensajes. Y ahí dije ‘OK, pará, esto está generando algo’. Y empecé a pensar y probar qué funcionaba. Y una Navidad en la que yo no tenía ni para comprarle unos caramelos a Isa, hicimos un video en el que yo le decía que no tenía que decir malas palabras, que anduvo bien en mis redes pero normal. Lo que pasó fue que un flaco lo subió a Twitter y empezó a viralizarse de una manera insólita; tanto que llegó a tener 30 millones de visualizaciones. Y ahí fue cuando yo dije ‘¿Qué? Yo estoy acá con los pelos en la axila y me están viendo de Alemania’.”, sostuvo con su característico sentido del humor.

Carmen cambió el look para su regreso a la tevé: Ahora, rastas.
Leé también
La leona vuelve a rugir

Para ella, que arrancó trabajando en los medios a los 16 años, el camino hacia el reconocimiento fue cuesta arriba. Participó en varias telenovelas, cantó con Cacho Castaña en Café la Humedad y condujo programas de radio, pero nada se compararía con lo que vino con el boom del universo 2.0.

En Masterchef se va ganando su lugar.
Humilde, luchadora y simpática. La chepi va ganando adeptos.

Desde ese entonces las propuestas y proyectos no pararon de llegar. Incluso, hasta se dio el lujo de subirse a las tablas con su unipersonal “Dani, La Chepi de noche”, luego en “Final batalla de comediantes” y “Ella” junto a Ariel Tarico. Además conduce eventos, y lleva adelante su propio show de tango, presentándose en la costa atlántica. Y como si todo esto no fuera poco, lanzó su propio libro “Lo importante es ser feliz”:

Un corazón flechado por el destino:

Actualmente Viaggiamari está en pareja con Javier Cordone, un recolector de residuos y exjugador de fútbol a quien conoció ocasionalmente al realizar junto a su hija uno de sus videos durante la cuarentena. Entre la necesidad de encontrar una actividad que quiebre el encierro y también el deseo de reconocer el labor de los trabajadores que le ponían el hombro a la pandemia, La Chepi con Isabella tuvieron una idea: repartir comida para aquellos “esenciales” que pese al aislamiento obligatorio, continuaban con sus actividades.

Lo que Dani nunca imaginó fue que llevando y trayendo platos se cruzaría con el amor. “¿Te gustan las pastas?”, “¿No me preparás uno de mila?”, “Hoy hice churrascos”, “¡Qué bien te salió la de muzzarella!”. Hasta que un día el tono cambió y fue “¿Y por qué no nos juntamos a comer, o a tomar algo?”. Hubo respuesta positiva, plan para sortear las restricciones de la cuarentena (que ya no era tan estricta) y una primera salida.

Javier es del oeste. “Entre Morón e Ituzaingó” dijo en un video. “Tengo tres hijos con distintas mujeres” agregó quien se declara “Hincha de Morón, del Gallito”.”Tengo casa propia, pileta, y una parrilla donde me gusta hacer asados. Me salen muy bien” completa el curriculum. Y como quien no quiere la cosa, fue pasando la cuarentena y fue así como Javier se volvió esencial para su vida.

Mamá influencer:

La Chepi es una de las mamás influencers más divertidas de las redes y las aventuras con Isabella, su pequeña de 6 años, divierten a sus seguidores. La pequeña también se convirtió en una verdadera celebridad; sin embargo, para la actriz no es fácil enfrentar las críticas por la sobreexposición.

Estoy orgullosa de Isabella. Como cualquier madre pienso que mi hija es la más linda del mundo. Muestro lo mismo que muestra cualquier mamá que tiene redes. Algunas madres me critican por eso pero después entró a sus perfiles y veo que hacen lo mismo. Lo único que cambia es que tengo más seguidores”, le dijo a Caras en una oportunidad.

En Masterchef se va ganando su lugar.

El momento más triste:

Por otro lado, Dani compartió una conmovedora historia sobre el dolor que tuvo que atravesar durante su embarazo. “Fue muy duro. Mi papá tuvo un ACV en ese momento y a mi me hubiese gustado sentirme acompañada por otra mamá. Que alguien me dijera que no era tremendo tener diabetes, todo lo que me pasó no sólo a mi me pasó. Me hubiese gustado que otra mamá lo pudiera contar pero en ese momento no eran tan fuertes las redes sociales”.

Sin lugar a dudas, este episodio sería uno de los que más marcó a la actriz.Hace casi 8 años que está postrado. Tuvo un ACV isquémico, perdió toda la movilidad del lado derecho y lo único que mueve es el dedo pulgar. Está traqueotomizado y come por una sonda. Uno le habla, le habla y le habla, mueve mucha energía y de repente ves que hace un gesto. Es durísimo. Yo voy a hacerlo reír pero después salgo y soy una piltrafa, un trapo de piso”.

Galería de imágenes

Marcela Tarrio

Marcela Tarrio

Editora Jefa. Miembro de APTRA.

Comentarios

Más en