lunes 29 de noviembre de 2021
TAPA | 14-08-2021 00:59

Oh lá lá, Messi, Messi!

Después del emotivo discurso ante sus excompañeros y el presidente del Fútbol Club Barcelona, Leo dejó España con su familia y llegó el pasado martes a Francia para firmar contrato con el Paris Saint-Germain. El trasfondo detrás de su salida y del pase del siglo.

Al cierre de esta edición se cumple exactamente un mes de la obtención de la Copa América luego de que Argentina derrotara a Brasil en el Maracaná. Ese lapso de tiempo duró la paz para Lionel Messi de 34 años. El astro estuvo de vacaciones junto a su familia en Miami, República Dominicana e Ibiza, y mientras disfrutaba del descanso, negociaba con el Fútbol Club Barcelona un nuevo contrato, ya que había vencido el 30 de junio pasado. Cabe recordar que el club catalán contrató a Sergio “El Kun” Agüero, íntimo amigo de Leo, justamente para “mimar” a la estrella de su club.

Cuando todo parecía resuelto para la renovación -La Pulga accedió a bajarse el 50% de su salario y esperaba continuar en el equipo blaugrana hasta el 2026-, el jueves 5 de agosto, Barcelona publicó un comunicado oficial en el que informó sobre la desvinculación del astro como jugador de la institución. “A pesar de haberse llegado a un acuerdo entre el FC Barcelona y Leo Messi y con la clara intención de ambas partes de firmar un nuevo contrato en el día de hoy, no se podrá formalizar debido a obstáculos económicos y estructurales (normativa de La Liga española). Ante esta situación, Lionel Messi no continuará ligado al FC Barcelona”, reza parte del escrito.

Oh lá lá, Messi, Messi!
Emocionado y sin poder dejar de llorar, Messi se despidió del club Barcelona. “Llevo toda mi vida acá. Llegué muy chiquito, con 13 años. Pasaron 21 años y me voy con mi mujer y con tres hijos”.

Esta situación causó impacto en propios y extraños porque una de las consignas tácitas de campaña de Joan Laporta, presidente del Barcelona, fue “si gano yo, Messi se queda”. De hecho, Lionel respaldó al mandatario en su candidatura.

La última cena:

Hace tiempo que el futbolista rosarino y su mujer, Antonela Roccuzzo de 33 años, viven en una lujosa casa en la zona de Castelldefels. La residencia se convirtió en el punto de encuentro de los paparazzi, periodistas y fanáticos al enterarse de que el día sábado Lio haría una cena en su casa para despedirse de sus compañeros y amistades.

Sergio Busquets, Jordi Alba y Gerard Piqué (acompañado por Shakira) fueron de los primeros en llegar. Más tarde llegó el Kun Agüero manejando un auto en el que también se encontraban los streamers Coscu e Ibai Llanos. Por supuesto, no podían faltar el uruguayo Luis Suárez y su esposa.

El Kun publicó una imagen de la noche. La primera foto en la que se vio a Leo tras el anuncio  de su salida del Barça, “Todo lo mejor en lo que venga, amigo. Y siempre con esa sonrisa. Te quiero pa”.

Oh lá lá, Messi, Messi!

La despedida:

El domingo 8, el ídolo entró llorando al auditorio de Barcelona para hablarle al hincha catalán y despedirse de sus compañeros ante la atenta mirada de Laporta.

Entre lágrimas y con la voz entrecortada, sus primeras palabras fueron: “No sé si voy a poder hablar. En este último día estuve pensando, dándole vueltas... para ver qué podía decir. No me salía nada. Estaba bloqueado como lo estoy todavía ahora. Pasé toda mi vida acá y no estaba preparado para esto. El año pasado, cuando se armó el lío del burofax lo estaba. Sabía lo que tenía que decir y estaba convencido. Pero este año no. Estaba convencido con mi familia de que íbamos a seguir acá, en nuestra casa. Que era lo que más queríamos. Siempre eso estuvo delante, estar en nuestra casa y disfrutar de la vida que tenemos en Barcelona, en lo deportivo y en lo cotidiano, que es maravillosa”.

Hoy me toca despedirme de esto. Llevo toda mi vida acá. Llegué muy chiquito acá, con 13 años. Pasaron 21 años y me voy con mi mujer y con tres catalanes/argentinos y no puedo estar más orgulloso de todo lo que hice y viví en esta ciudad. Estoy seguro de que después de estar unos años afuera voy a volver. Así se lo prometí a mis hijos. Me queda agradecer lo vivido a mis compañeros, excompañeros, a la gente del club que estuvo al lado nuestro y a los que no vemos. Crecí con los valores de este club y traté de manejarme con humildad y respeto. Así lo hice con todos. Espero que eso quede de mí aparte de la suerte que tuve de darle cosas al club. Pasé cosas hermosas y malas, pero todo me hizo crecer”, agregó completamente conmovido.

Oh lá lá, Messi, Messi!
En la conferencia de prensa en la que Messi se despidió del Barcelona y de sus fans, Antonela fue clave y estuvo atenta a cada gesto de su marido.

Ante la consulta de los periodistas presentes en la conferencia, el campeón habló sobre la foto que se sacó junto a Neymar, Leo Paredes, Ángel Di María y el italiano Marco Verrati, todos jugadores del Paris Saint-Germain. “La foto en Ibiza con los jugadores del PSG es una boludez. Me iba a juntar con Di María y Paredes, ya lo dijimos. Íbamos a pasar la noche. Me llama Ney y me dijo: ‘Estoy en Ibiza vamos a vernos”, explicó y sentenció: “Ahí nos juntamos todos, estaba Verratti también. Me dijeron que fuera a París, fue todo de broma, una casualidad y una foto a la que se le dio más cancha de la que tiene”.

Por último, acabó su discurso con una indirecta dirigida a Laporta: “Estaba todo listo y no se pudo hacer por el tema de La Liga. Lo que tengo claro es que yo hice todo lo posible para quedarme”. Durísimo. Al salir de la sala de conferencias, el excapitán y la máxima autoridad del club apenas estrecharon las manos.

Oh lá lá, Messi, Messi!
Los diarios de España lloraron con él. Derecha: Ter Stegen, Gerard Piqué y Sergi Roberto.

Paris Saint-Germain:

Antes de la llegada de Lionel a París junto a su esposa e hijos, primero arribó Jorge, papá y mánager del crack, quien disparó directamente contra el presidente del Barcelona. Consultado sobre quién es el responsable de que Leo se haya ido, contestó: “Averigüen en el club”. Contundente.

Leo, Anto, Thiago (8), Mateo (5) y Ciro (3) abandonaron la ciudad catalana en la mañana del martes 10 de agosto con destino a la capital francesa, donde el PSG lo espera con el contrato listo para convertirlo en su nueva estrella en un fichaje histórico, que moviliza a todo el mundo del fútbol. El acuerdo entre Messi y el Paris Saint Germain es total, y la Pulga firmará por dos años, con opción a un tercero.

A eso de las 13 de Barcelona -8 de la mañana en Argentina-, la Pulga salió junto con toda su familia de su casa en Castelldefelds rumbo al aeropuerto de Barcelona y minutos después se lo pudo ver bajando de una camioneta con Antonela y sus tres hijos. Un rato más tarde, su esposa compartió una selfie en Instagram: “Con toda hacia una nueva aventura, juntos los 5”, escribió Roccuzzo.

Oh lá lá, Messi, Messi!
Lo primero que hizo Antonela al subir al avión rumbo a París fue postear esta foto llena de corazones. Siempre juntos, “los cinco.

Tras una hora y media de vuelo, Leo y su familia aterrizaron en el aeropuerto Le Bourget -que no es el el principal de París, llamado Charles de Gaulle- donde lo esperaban cientos de hinchas del PSG, quienes le dieron la primera ovación cuando se asomó por una de las ventanas del aeropuerto. El ídolo apareció con el barbijo de su nuevo club y una remera que decía “Esto es París” y rápidamente se sacó el tapabocas para dejar ver su sonrisa. Causando sensación al instante, la prenda que lució Messi ya se encuentra a la venta y cuesta 21,99 euros. La revolución por el argentino es total.

Una vez que saludó a la multitud que lo esperaba, Leo abandonó el aeropuerto y se dirigió directamente a una clínica parisina para someterse a los estudios de rigor, donde verán que este físicamente apto para luego firmar el contrato.

Uno de los que más celebró la incorporación de Messi al equipo francés fue su amigo Neymar, astro del PSG, con quien compartió cuatro años en el Barcelona y forjó un excelente lazo. El jugador brasileño subió una historia a su cuenta personal de Instagram, donde escribió: “Juntos de nuevo”.

Oh lá lá, Messi, Messi!

Después de la revisión médica, el rosarino se dirigiría a las oficinas del PSG para poner el gancho y resolver qué número llevará en la camiseta durante las próximas temporadas. Pese a que Ney le ofreció cederle la 10, La Pulga, humilde como siempre, no la aceptó y eligió el número 30, dorsal que utilizó en su debut con el equipo blaugrana.

Esta revista se cerró el martes 10 y el miércoles 11 sería la presentación oficial de Messi, con la camiseta del PSG. En tanto, el astro y su familia descansan en su hogar temporario hasta que encuentren una casa en París. Eso si la decisión es mudarse todos y no quedarse Anto y los nenes en Barcelona para no hacer tantos cambios de golpe -colegios, amigos de los chicos, etc...- La nueva morada parisina y temporaria de Lionel, su familia y su comitiva es nada menos que el lujoso hotel 5 estrellas Le Royal Monceau, donde desde muy temprano los fans ya se agolpaban para ver al mejor jugador del mundo.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en