miércoles 29 de junio de 2022
TAPA | 08-01-2022 09:10

Paula Chavez dio un giro en su carrera y disfruta del amor

Alejada de la tele y pasando sus días en Carlos Paz, donde Pedro Alfonso hace temporada, la modelo disfruta de una nueva etapa con su profesión de doula, una mujer que acompaña a una madre gestante o pareja a lo largo del embarazo. La crianza de sus hijos, el amor por su marido, su amistad con Zaira Nara, la fuerte crisis económica que atravesó durante su adolescencia y la lucha de su madre contra la depresión y las adicciones.

Después de un exitoso paso en la conducción de todas las ediciones de Bake Off, el gran pastelero, Paula Chaves de 37 años disfruta de una nueva etapa de su vida alejada de la televisión y desde Carlos Paz, donde su marido, Pedro Alfonso de 42 años, protagoniza la obra Una noche en el hotel.

Desde hace un tiempo, a la modelo se la ve muy involucrada en cuestiones de crianza desde su rol de madre de Olivia (8), Baltazar (5) y Filipa (1). Ahora, podrá hacerlo de manera profesional. Recientemente se recibió de doula, una mujer que acompaña a una madre gestante o pareja durante la concepción, trabajo de parto, puerperio y lactancia.

Paula chaves se recibió de doula y ahora ayuda profesionalmente a las madres que están por parir y a sus parejas
Con Peter comenzó a salir en 2010, en medio de un break en su relación con el polista Gullermo Caset. Se dio cuenta de que con Pedro habían hecho un clic. El resto es historia conocida.

Luego de ser declarada oficialmente una doula, la conductora dice: “Siento una fascinación por los nacimientos que no había podido explicarme hasta conocer a todas esas madres con igual vocación. La maternidad viene a revolver todo: lo bueno, lo malo, lo oculto, lo desconocido. Y a mí me atravesó. Me desarmó. Me descolocó. Sacó a la superficie algunos asuntos latentes y me invitó a indagar y a sanar parte de mi historia personal y familiar. Tal es así que hasta investigué sobre cómo había sido mi llegada al mundo. Y desde ahí, empecé a acomodar las piezas de este rompecabezas que es la vida”.

Paula chaves se recibió de doula y ahora ayuda profesionalmente a las madres que están por parir y a sus parejas
Paula Chaves se casó con Pedro Alfonso en 2014. Juntos tienen tres hijos: Olivia, de 8 años, Baltazar, de 5 y Filipa, de uno. En la casa de los Alfonso-Chaves no se comen alimentos procesados y los nenes solo ven televisión bajo la supervisión de sus padres.

Pero esta nueva etapa, lejos de los medios y bien cerca de su familia también le dio la chance de darle rienda a otros proyectos. Cerca de las fiestas lanzó su propia colección cápsula junto a una marca de trajes de baño (no es la primera). En sus últimos posteos en Instagram posó con el primer modelo de su línea en distintos colores y marcó tendencia. La conductora presentó un diseño vintage al mejor estilo años 50: un dos piezas con un llamativo corpiño con volados en el frente y en las mangas y una bombacha de tiro alto.

“El traje de baño que te agarra y no te suelta más… Probalo y me contás… Los pensé para ustedes… para que se sientan lindas y cómodas”, escribió junto a una de las postales donde posa con la bikini del lanzamiento. En cada una de las fotos recibió miles de likes por parte de sus fanáticos.

Paula chaves se recibió de doula y ahora ayuda profesionalmente a las madres que están por parir y a sus parejas

La crianza de sus hijos:

Paula, mamá de Olivia, Baltazar y Filipa, fruto de su relación con Pedro Alfonso, reflexiona sobre la crianza de sus hijos y lo que conlleva ser madre. “Ya es un montón maternar, criar personas, formar vidas que dependen de una, por eso hay que bajar el dedo y asimilar que no todo es: ‘Debo estar contenta de ver a mis hijos corriendo por el jardín’. Que ser mamá también es: ‘Quiero que sean las ocho para meterlos en la cama de una vez’. Es: ‘¡No quiero estar acá!’. Es: ‘No tengo ganas de bañarlos ni de dormirlos ni de nada más’”, dice, tratando de no “romantizar” la maternidad, como le contó a Teleshow.

Paula chaves se recibió de doula y ahora ayuda profesionalmente a las madres que están por parir y a sus parejas

Además, revela que se permite pedirle perdón a sus hijos por actitudes de las que luego se arrepiente. La conductora cuenta que no tienen tablet, tienen prohibido el acceso a TikTok y el celular es algo lejano. “Solo ven tele en ambientes que yo pueda monitorear y saben que en casas ajenas no pueden usar dispositivos con acceso a Internet”, aclara.

Otra particularidad es que en su casa no se consumen alimentos procesados , medida que adoptaron todos los integrantes de la familia luego de que descubrieran que Filipa es alérgica a la proteína de la leche de vaca, por lo que debíó hacer dieta por seis meses.

Paula chaves se recibió de doula y ahora ayuda profesionalmente a las madres que están por parir y a sus parejas
El brindis de fin de año del grupo de WhatsApp. Mery del Cerro, Zaira y Paula y la ausencia de la China Suárez...

La historia de amor con Pedro:

El romance surgió en 2010, en pleno Bailando por un Sueño, donde Paula era participante y Pedro el productor del programa. Cuando Peter entró a su vida, ella estaba en un break de una relación de tres años con Guillermo Sapo Caset, un prestigioso polista.

Luego, reconciliada con el deportista, le hizo caso a su corazón y le confesó lo que sentía. “Estuve ahí de casarme. Una tarde, sentados en la galería de su casa de Lobos, dije: ´Te adoro. Siempre vas a estar en mi corazón y voy a recordarte con amor, pero no puedo. No voy a poder ser feliz viviendo en el campo, sabiendo que mi único proyecto en la vida solo será acompañarte por el mundo´. No estaba capacitada para seguir a un deportista y olvidarme de mí para siempre”, le comentó a su entonces pareja, sabiendo que con su actual marido “algo ya nos había unido”.

“En la época en la que todos decían ´las mujeres buscan polistas´, yo me casé con un productor que ganaba 1800 pesos por mes y que tenía un Peugeot 206 en el que teníamos que hacer palanca al vidrio para subir la ventanilla”, relata.

La amistad con Zaira:

Paula y Zaira Nara son inseparables. Eso bien quedó demostrado cuando fue el escándalo del WandaGate, cuando la conductora apoyó a la hermana de la empresaria teniendo que romper así su vínculo de amistad con La China Suárez. Todo comenzó en 2010, cuando compartieron un programa en la tevé.

Hoy somos familia… ¡Pasamos miles juntas, buenas y malas! Nos conocemos, nos entendemos, nos decimos todo… Que lindo que nos hayamos cruzado en la vida… sos parte de nuestra historia para siempre”, escribió Chaves en una foto que subió junto a la presentadora y con Filipa recién nacida.

Con Zaira tiene una anécdota muy graciosa que involucra a Pedro. Era el cumpleaños de Mery del Cerro y Pepe (como le dice ella) no quería ir porque es vergonzoso y luego lo tuvieron que parar para que deje de bailar. “En un momento le pido a Zaira: ´Tengo que volver a darle de comer a Filipa, por favor, traételo´. A las dos de la mañana me suena el teléfono: era ella, desesperada. ‘Te juro que no puedo quitarlo de la pista´. Lo escuché entrar a las seis y media. ´¡¿Cómo volviste?!´, le pregunté. ´Me trajo Lali (Espósito)´. Sí, me lo dejó en la puerta”, cuenta.

Sus momentos más difíciles:

Cuando Paula tenía 16, sufrió una dura crisis económica (la del 2001). Su padre, Miguel Ángel, había perdido su trabajo y contaban con $20 diarios para alimentar a ella y sus hermanos. Otro duro momento fue cuando su mamá, Alejandra, entró en una profunda depresión y se hizo adicta al alcohol.

Resiliente, Paula tomó todas esas experiencias y las capitalizó: hizo su propio camino, comenzó como modelo, ayudó a su padres, triunfó en la televisión, formó su familia y ahora ayuda profesionalmente a las madres que están por parir.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en