viernes 9 de diciembre de 2022
ACTUALIDAD | 03-03-2021 09:30

Mateo Salvatto: "Siempre postergué mi persona por los objetivos"

Desarrolló la aplicación Háblalo que asiste a personas discapacitadas. Emprendedor tecnológico, inquieto e inconformista, este argentino de solo 22 años, ya tiene varios premios internacionales en su haber y ya está desilucionado de los políticos.

Mateo Salvatto de 22 años no se considera un genio ni un superdotado. Solo un apasionado por la tecnología. Ya en la escuela secundaria (ORT) lanzó tres cohetes experimentales y construyó robots que peleaban sumo de manera autónoma.

La robótica es su pasión. Es campeón de la Liga Nacional de Robótica y, en 2016, con un compañero y su entrenador, fueron campeones de Robotraffic en el Instituto Technion de Haifa, Israel. Se reconoce inquieto e inconformista y dice que no soporta las injusticias. Por eso decidió usar la tecnología con un alto impacto social. Así surgió Háblalo, la aplicación móvil que asiste gratuitamente a miles de personas con distintas discapacidades que afectan la comunicación.

Además, fundó, con un grupo de socios, Asteroid Technologies, una empresa dedicada a desarrollar proyectos tecnológicos gratuitos para gente en situaciones vulnerables.

Mateo Salvatto:

Mateo es Analista de Sistemas y cursa la maestría en Administración Empresarial. Es también Director de Innovación de ORT Argentina y recorre Argentina y el exterior dando conferencias y charlas motivacionales. Por su trabajo fue reconocido con el MIT Humanitarian Innovator of the Year y el Best Social Innovator, Peking University, China, entre otros premios.

"No no me siento cómodo cuando me ponen en el lugar de superdotado o de crack mundial. Yo me siento como cualquier otro pibe que quiere hacer un proyecto y empuja lo más fuerte que puede. Agradezco los elogios, pero hice un laburo para no creérmela. Soy absolutamente inquieto, cero por ciento conformista y me molestan mucho las injusticias. Vengo de una familia con gente con discapacidad y siempre me molestaron las injusticias que tienen que pasar. Y siempre me apasionó hacer cosas para solucionar los problemas de otros. Lo que más me define es querer devolver lo que me dieron y sentirme útil", afirma el joven.

Sobre sus fortalezas y debilidades, asegura: "El generar proyectos, el trabajo corporativo, la comunicación, el poder sintetizar mensajes potentes que la gente escucha porque son realidades, no un discurso construido. La creatividad, soy muy bueno atando problema con solución. Yo veo un cuadro torcido y lo tengo que acomodar, me molesta la imperfección en las cosas. Mi mejor fortaleza es tener la habilidad de ponerme en lugar del otro y tratar de entender. Los puntos débiles son varios...

Mateo Salvatto:

Entre ellos, dice que es muy sensible. "Me llena ser útil, ayudar al otro y sentir que le estoy dando un valor a la comunidad. Pasar de que nadie sepa quién soy a que me paren por la calle o a tener 200 mil seguidores y que mucha gente me insulte o me critique irracionalmente, me afectó bastante. Me costó digerirlo, me gusta que la gente me quiera y llevarme bien con las personas. Lo que más me cuesta es ponderarme a mí mismo. Siempre postergué mi persona por los objetivos. Estoy trabajando en eso y hago terapia. Yo era medio escéptico, pero a partir de todo esto entendí que era necesario.

Entre los 18 y los 22 pasé de ser un pibe que estudiaba en la secundaria a tener cientos de miles de personas que leen lo que digo, a dirigir una compañía, que mucha gente me quiera o me diga que voy a ser el futuro presidente. Acostumbrarse a eso es complicado y tampoco aguanto que me puteen...".

Su mundo íntimo son sus padres y su hermano principalmente. "Yo soy la combinación de los tres. Mi mamá trabaja con personas sordas y del espectro autista, mi papá con las matemáticas y las finanzas —es contador— y mi hermano con la política y lo sociológico. Después tengo cuatro amigos que son emprendedores tecnológicos y también están mis socios", agrega Salvatto, quien asegura estar "ampliamente desilusionado con el liderazgo político de Argentina, no milito en ningún partido y voto por descarte. Y aborrezco la grieta porque es una buenísima estrategia para la permanencia de los distintos grupos en los distintos poderes".

Fuente: Noticias

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en

Espacio Publicitario