martes 20 de octubre de 2020
ACTUALIDAD | 26-09-2020 09:50

Cachete para todos y todas

Semanario hizo una encuesta que arrojó como resultado que hoy, Agustín Sierra es el absoluto favorito de la gente. Desafina, sí, pero esa es una condición para ganar el Cantando, e Iliana Calabró y la Mole Moli son dos pruebas vivientes. Vamos por él...

Marcela Tarrio
Marcela Tarrio

Editora Jefa. Miembro de APTRA.

Tanto Cachete de aquí, tanto Cachete de acá, que decidimos hacer una encuesta interna en la editorial donde se realiza esta revista y, personalmente, cada uno repitió la misma en su grupo familiar. Y ¿adivinen qué? Si hoy fuera la final del Cantando 2020, de El Trece, la pareja de Agustín Cachete Sierra e Inbal Comedi se llevaría el trofeo por aproximadamente un 60 por ciento de los votos.

Está claro que falta mucho para la final, sobre todo si sigue entrando gente, pero, hoy por hoy, Agustín es el favorito. Si a esto le sumamos que tiene el condimento fundamental para ganar, que es, sencillamente cantar mal, solo sentémonos a esperar...

Sí, claro: Todo ganador de un Cantando debe, mínimamente, no cantar muy bien. Y a las pruebas nos remitimos: En la edición 2006 ganó Iliana Calabró; en 2007, Tití Fernández; en 2011, Patricio Giménez (bueno, el mejorcito de todos según gustos...), y en 2012, nada más y nada menos que Fabio La Mole Moli.

Cachete para todos y todas
Agustín "Cachete" Sierra en el Cantando 2020

Para quienes aún no sepan y se pregunten quién es este muchacho, o no hayan leído la primera nota que Semanario sacó ya avizorando “la cachetada Sierra que se venía, Agustín “Cachete” Sierra (apodado así, obvio, porque de niño era cachetón) tiene 30 años y su vida tomó el rumbo de la actuación cuando, de chico, toda la familia se mudó a Del Viso, donde también vivía Agustina Cherri.

“A través de ella me llegó la propuesta para hacer Chiquititas ya que su novio de entonces era Tomás Yankelevich, el hijo de Cris Morena, quien me preguntó si me interesaba trabajar ahí. Yo le dije que no, pero mi hermana me insistió.

Mis viejos no querían saber nada por mi edad pero terminaron accediendo a que vaya a un casting y quedé porque era muy desenvuelto”, dice quien hoy, además, es una de las figuras más convocantes de Sex, Viví tu Experiencia, la exitosa obra de Jose María Muscari en la que él está desde el primer momento y a la que la pandemia convirtió en virtual.

Hoy Agustín está en Pilar ya que durante la cuarentena no solo perdió a su abuelo, sino también a su padre, por lo que se mudó para estar cerca de la casa de su mamá.

Mi viejo, Beto, murió en abril, en plena cuarentena, y me fui dos meses a Pilar a estar con mi familia. Al mes falleció mi abuelo. Fue terrible, los despedimos en el mismo lugar, el mismo cura, la misma sala vacía. Muy duro todo. Mi papá hace años que venía más o menos de salud, con muchas internaciones y no lo queríamos ver venir.

La última operación del corazón no la resistió, tenía una enfermedad en la sangre. Él y mi abuelo son los que me hicieron fanático de Racing, a mí me bautizó un cura de Racing, mi casa es celeste y blanca y en la pileta está el escudo”, dice Sierra.

Y ahí está la otra condición primordial para que Sierra les guste a hombres y mujeres por igual. Para novio, para amante, para amigo, y, especialmente, para ser el yerno que toda madre querría tener.

Porque más allá de lo que haga en un escenario, como las jugadas escenas de Sex, Agustín transpira barrio. Y ser un pibe/hombre de barrio, siempre paga...

Así está hoy Cachete. En Pilar, cerquita de su mamá María, y con Marta, su perra raza Staffordshire bull terrier, “la relación más larga que tuve y el amor más grande que sentí”, como le dijo semanas atrás a revista Caras. Claro que también está Panza, su otra mascota.

Pero Panza vive en la casa de mi madre, es un golden que adopté hace 10 años cuando me separé de mi pareja de entonces...”, dice. Y seguimos sumando puntos para ser el candidato de todos y todas: ¡Adora los perros!.

Sobre el Cantando, dice que ya se acomodó y fue aprendiendo las reglas del juego. Sin dudas, no era lo que él conocía, y menos teniendo que cantar. Pero agradece tener trabajo en un momento como el que vive el mundo. Y si bien el actor tiene una larga trayectoria en el medio de la mano de Cris Morena (de Chiquititas a Casi Angeles, pasando por Verano del 98, Rebelde Way, Alma Pirata y Floricienta...), tuvo sus momentos duros que lo obligaron a la autogestión.

Yo viví cosas increíbles desde los 8 a los 20 junto a Cris, pero después fue a la inversa. Vino la autogestión, cooperativas o estar en espacios más chicos. Y todo se agradece, todo te forma”. Anotemos otro puntito, entonces: es humilde y agradecido, y no parece ser una pose...

Falta que diga que cocina como los dioses y ahí sí, le ponemos un 10, 10, 10 aunque siga desafinando hasta la
final...

 

Galería de imágenes

Marcela Tarrio

Marcela Tarrio

Editora Jefa. Miembro de APTRA.

Comentarios

Más en