martes 24 de noviembre de 2020
CURIOSIDADES | 19-11-2020 07:27

El DJ alemán que musicaliza funerales ya es tendencia

Theo Fitsos, de 58 años, harto de no poder trabajar por la pandemia, tuvo la idea de hacerlo en los entierros y la repercusión en su país fue excelente. El tema que más piden los deudos es A mi manera, por Frank Sinatra.

L a tumba donde se depositará la urna con las cenizas ya ha sido excavada; la tierra húmeda a su alrededor, cubierta con césped artificial. El disc-jockey Theo Fitsos coloca su bicicleta con remolque a unos metros de la parcela y cubre el pequeño baldaquín con terciopelo negro.

Dentro de unos minutos llegará el cortejo fúnebre. Fitsos, de 58 años, enciende su portátil para poner, apenas aparezcan los dolientes, el tema musical My way (A mi manera): primero en la versión original de Frank Sinatra, luego en la versión clásica de André Rieu.

La necesidad es la madre de la invención: en marzo de este año, Fitsos, una institución en el negocio de los DJ durante 34 años, se vio de pronto sin trabajo: "No tenía nada que hacer. Las perspectivas eran desastrosas".

El dj que musicaliza funerales ya es tendencia
Theo Fitsos, listo para musicalizar un entierro

Condenado a pasar horas y horas sentado frente al televisor, Fitsos vio un día un funeral y de repente tuvo una idea: "¿Por qué ese silencio? A esto habría que ponerle más emoción. Lo que falta es la música".

Sin dudarlo, Fitsos se dirigió a su amigo Peter Nakaten, empresario de pompas fúnebres: "Logré entusiasmarlo con la idea. Era algo totalmente novedoso". Hasta ahora, durante los funerales la música siempre se escuchaba en la capilla, pero no junto a la sepultura.

A Fitsos le faltaba el dinero, una cifra de cuatro dígitos, para llevar a cabo su emprendimiento: tenía su equipo de DJ, pero ningún vehículo para trasladarlo al cementerio. El DJ relata que unos amigos le "patrocinaron" una bicicleta eléctrica con remolque y una amiga le confeccionó la cubierta de terciopelo negro.

El dj que musicaliza funerales ya es tendencia
El DJ Theo Fitsos, con su equipo de música montado en el remolque de su bicicleta eléctrica

DJ Theo ya ha "tocado" en 20 funerales, y los encargados de las funerarias muestran cada vez más interés en incorporar la música del DJ en sus servicios.

Las reacciones de los dolientes son positivas: "Después de cada funeral, la gente se me acerca y me da las gracias", señala Fitsos, y añade que, igual que antes en los clubes, es responsable de la atmósfera, aunque sea una situación completamente diferente: "Cuanto más joven es el difunto, más emotivo es el funeral".

Si bien Fitsos no llega a ganar tanto dinero como cuando todavía tocaba en grandes clubes y salas, lo que obtiene poniendo música en los entierros le ayuda a llegar a fin de mes. "Los tiempos nunca han sido tan duros. Desde marzo está todo cancelado, tampoco tendrán lugar los festejos de Navidad".

Los deseos musicales de los parientes o del difunto constituyen el programa obligatorio junto a la sepultura. "Lo discuto con los parientes de antemano". Las peticiones más frecuentes son, además del famoso My way, canciones clásicas alemanas de despedida.

"La música al pie de la sepultura es una novedosa y buena idea", opina Stephan Neuser, director general de la Asociación Alemana de Servicios Funerarios. "Y refleja una tendencia que venimos observando desde hace algún tiempo hacia una mayor individualidad en los funerales. En principio, apoyamos la idea. Hoy por hoy, hasta una motocicleta o bicicleta del difunto junto al ataúd ha dejado de ser impensable", agrega.

"Theo cumple el último deseo", es el nombre del servicio que ofrece Fitsos junto a la tumba. Hasta ahora, pudo cumplir todos los deseos musicales. "Lo que no tengo, lo consigo. Hubo una viuda que quería una cierta canción francesa del tiempo compartido con su marido en París, otra una canción sudamericana. "Nunca me han pedido poner Highway to hell", señala Fitsos, quien hasta hoy no ha tenido ningún funeral de rockeros y cuyo mayor temor es que llueva demasiado: "Cuarenta minutos de lluvia continua. No sé si mi técnica lo aguantaría".

 

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en