lunes 28 de septiembre de 2020
PERSONAJES | 14-09-2020 10:39

Agustín Sierra: De actor de infantiles a sex symbol del teatro y la tv

Se luce en la obra Sex y en el Cantando. Dice que necesitaba salir de su zona de confort, aprender y divertirse y que por eso aceptó ser parte de ambos shows. En el medio, murieron su papá y su abuelo en un solo mes y en medio de la pandemia.

Agustín "Cachete" Sierra de 29 años, el actor que gusta a hombres y mujeres por igual desde la pantalla de El Trece en el Cantando 2020, pasó de ser el niño adorable de las ficciones juveniles de Cris Morena a participar en Sex, viví tu experiencia, la obra de teatro performativo de José María Muscari, pionera en el streaming y también en volver a las tablas transmitiendo desde el teatro tras cinco meses de cero actividad teatral por la pandemia.

Cachete –apodo que le quedó desde su infancia– tenía 8 años cuando empezó en las exitosas tiras de Cris, como Chiquititas, Rebelde Way, Rincón de Luz, Floricienta –que hace 15 días se repuso en Telefe– y Casi Ángeles.

Pero cantar, más allá de haberlo hecho en los musicales de las tiras y en giras y shows con 3.500 espectadores en el Gran Rex, nunca cantó. Y lo demuestra de lunes a viernes en el Cantando, donde, jura que se esfuerza ensayando a full, por Zoom. Todo, mientras sigue con Sex, que ya lleva 4 temporadas.

"La verdad es que necesitaba salir de la zona de de confort, arriesgarme. Me gusta abrir nuevas puertas que no sé adónde me van a llevar", asegura hoy en el prime time de la tevé. "Me mato ensayando. Pero es tremendo. Tenés que pegarle a nota y sostenerla", dice junto a su compañera, Inbal Comedi.

"No es magia. Hago todos los ejercicios que me indican los coaches y hasta dejé el mate para que no me seque la gargante y ahora le pongo jengibre al té", se ríe. Tranquilo, amable y sin ir al choque, Cachete tiene todos los ingredientes para convertirse en el nuevo Iliana Calabró o La Mole Moli, dos desafinados que ya ganaron un Cantando... 

Claro que detrás del show, Agustín acaba de pasar dos momentos terribles, como son la muerte de su padre y de su abuelo con un mes de diferencia y en plena pandemia, por lo que no pudo despedirlos. Algo que contó en el programa, pero sin victimizarse ni usarlo para crear empatía. "Le quiero mandar un saludo a mi vieja y a toda mi familia que me apoya. Todos tuvimos momentos muy duros. A mí me pasó, lamentablemente. Tuve que despedir a mi padre y a mi abuelo, con un mes de diferencia. Son cosas difíciles que tocan vivir. Y acá estamos, para crecer, para seguir aprendiendo", dijo.

Y contó que cuando sufrió la pérdida de su padre, se fue a la casa de su madre, en Pilar, para transitar el dolor acompañados y unidos. Allí estuvo durante dos meses. “Cuando volví a mi departamento en Capital Federal me dí cuenta de que no podía estar ahí, con todo lo que estamos viviendo por la pandemia y me mudé a una casa en el mismo barrio en el que vive mi mamá. Estoy cerca de ella, y no la puedo abrazar, sobre todo desde que empezó el Cantando, pero estoy cerca de mi familia y para mí era necesario”.

Beto, el papá de Agustín, falleció en abril, y entonces el actor le dedicó un emotivo posteo en las redes sociales: “Te tuvimos que despedir solos por este coronavirus de mierda, pero te prometo que cuando todo esto pase, vamos a hacer un asado y una fiesta de la puta madre en tu honor. Que en paz descanses, viejito. Te vamos a extrañar muchísimo. Estoy muy triste y no paro de llorar, porque sé que no te voy a ver más para pedirte algún consejo, compartir un asado o ver a la Acadé juntos. La vida sigue y no sé cómo, ahora que no estás. Pero te prometo que voy a poder, que voy a ser fuerte por mí, por mamá y mis hermanos”, escribió Sierra, quien compartía con su padre la pasión futbolera por Racing.

at Redacción Semanario

Galería de imágenes

Comentarios

Más en